Como hacer el cambio de un pienso a otro nuevo.

Cambio de pienso en perros

Compartir este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tabla de Contenidos

A veces nos vemos en la necesidad de cambiar el pienso de nuestro perro y no sabemos como proceder. Este cambio puede ser debido a que el perro cambie de etapa y necesite otro pienso (como pasar de cachorro a adulto) o también porque necesite una dieta específica.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que este cambio tiene que ser gradual. Y en el post de hoy os contamos la manera más sencilla de realizarlo.

El cambio de alimentación, un proceso gradual

Como ya hemos comentado, este proceso tiene que ser gradual. No debemos cambiar de manera repentina de alimentación porque puede causar efectos negativos en nuestro peludo.

Y es que un cambio brusco de alimentación puede afectar a su salud, ya que puede causarle vómitos, gases en exceso, diarreas. Además de causarle un fuerte rechazo a la nueva comida.

Al ser un proceso realmente sencillo y corto, recomendamos que se siga este método y así evitar todos los daño que se le pueda provocar a nuestros perros y gatos.

Cambio de pienso en 4 pasos

Normalmente este proceso dura aproximadamente una semana. Cada día tenemos que ir incorporando poco a poco en nuevo pienso, siempre combinándolo con el que se daba hasta el momento. Las dos cantidades tienen que cumplir con la ración diaria que necesite, no vamos a hacer que pase hambre.

Día 1 y 2

Los primero dos días se recomienda darle un 75% del pienso antiguo y un 25% de pienso nuevo. Hay que prestar mucha atención en estos primeros días para verificar como le está sentando ese nuevo pienso. Tendrás que observar si notas más gases, vómitos o si sus cacas son diferentes. Si no percibes ningún cambio en su digestión, puedes seguir con el cambio de pienso sin problemas.

Dia 3 y 4

Durante el tercer y cuarto día del proceso igualamos los porcentajes y pasamos al 50% de pienso antiguo junto con el 50% de pienso nuevo. Por mucho que en los primeros días no diese efectos en su digestión, sigue vigilándolo.

Día 5 y 6

Estos días ya son los últimos de la transición, e invertiremos los porcentajes de la primera etapa y obtendremos un 75% del nuevo pienso y un 25% del pienso antiguo. Llegados a este momento y si no ha tenido ningún efecto adverso, podemos estar tranquilos que nuestro peludo se estará adaptando bien al cambio de alimentación.

Día 7

¡Podemos dar por finalizada la transición! Ahora si que le podremos ofrecer el 100% del pienso nuevo.

Desde Grupo Yagu recomendamos que la transición se realice durante una semana, pero no habrá problemas si quieres alargar el proceso unos días más. Lo importante es que siempre vigiles el porcentaje del pienso antiguo y el nuevo y que siempre vigiles el estado de salud del perro o del gato.

Por último, si observas que durante la transición el nuevo pienso no le está sentando bien, te recomendamos que detengas el proceso. Puede que el pienso le provoque alguna intolerancia y lo mejor será consultar con el veterinario de confianza.

Si quieres leer más consejos sobre perros, los puedes encontrar aquí.

¿Quieres ser el primero en recibir nuestras novedades?
Post relacionados