¿Qué es la Leishmaniasis?

Leishmaniasis

Compartir este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tabla de Contenidos

Todos los que tenemos mascotas, sobretodo perros, tememos a los malditos mosquitos que transmiten esta enfermedad de perros enfermos a perros sanos. Pero… ¿Sabemos que es esto de la Leishmaniasis? Pues hoy hablamos un poco sobre este tema e intentamos resolver las dudas más habituales. ¡Vamos a ellos!

¿En qué consiste la Leishmaniasis?

La leishmaniasis es una enfermedad infecciosa parasitaria que se transmite a partir de la picadura del mosquito Flebotomo.

Los flebotomos son unos insectos voladores muy pequeños que tienen su pico de actividad del atardecer al amanecer y que pueden transmitir Leishmania infantum, un parásito que puede causar infecciones graves. 
Como ya hemos comentado, estos insectos pueden infectarse al alimentarse de un animal con leishmaniasis y transmitirla a un perro sano con solo una picadura.

Leishmaniasis

Principales síntomas

Muchos perros que se hayan podido infectar con este parásito conseguirán mantener a ralla la infección o en algunos casos incluso eliminarla.

No todos los perros llegan a tener la misma suerte, por ello es esencial que al detectar los primeros síntomas se acuda de inmediato al veterinario para realizar las pruebas pertinentes.

Los principales síntomas que se pueden observar en un perro con estos parásitos son:
– Lesiones en la piel y pérdida de pelo, con una distribución característica alrededor de los ojos, orejas y nariz. Aunque pueden aparecer por todo el cuerpo.
– Pérdida de peso, aunque no necesariamente pierdan el apetito.
– Problemas renales, y es que puede afectar a los riñones cuando no son capaces de eliminar todos los anticuerpos generados por el perro para combatir la infección.

¿Cómo evitar el contagio?

Se conoce que los mosquitos que transmiten esta enfermedad suelen estar más activos desde el anochecer hasta el amanecer en épocas con temperaturas cálidas. Por este motivo es esencial evitar los paseos en estas franjas horarias durante los meses más calurosos.

Además se recomienda que no duerman en el jardín o zonas exteriores, y siempre protegidos con una mosquitera cuyos agujeros sean inferiores a 2mm.

Otra recomendación, y consideramos la más primordial, es el uso de collares o pipetas antiparasitarios. De esta manera ahuyentaremos a los mosquitos y evitaremos que puedan infectar a nuestros peludos.

Si vives en zonas rurales o con muchos jardines quizás debas consultar a tu veterinario por la vacuna contra la Leishmaniasis.

Para leer más post sobre perros haz clic aquí.

¿Quieres ser el primero en recibir nuestras novedades?
Post relacionados