¿Cómo elegir el mejor champú para perros?

Elegir el mejor champú para perros

Compartir este post

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tabla de Contenidos

A la hora de bañar a nuestros amigos peludos debemos tener en cuenta muchos factores que influyen en la calidad de su baño. Entre esos factores se encuentran el espacio elegido para asearle, la temperatura del baño, el champú para perro a utilizar, el enjuagado, secado y cepillado.

Elegir el mejor champú para perros es esencial, ya que un producto inadecuado puede influir en la calidad del pelo, de las posibles reacciones alérgicas en la piel… no cualquier champú es bueno.

Y no, el champú que usamos nosotros no será adecuado para los peludos. El pH de la piel de los perros es diferente que el de las personas.

Elegir el mejor champú para perros

Factores a tener en cuenta al elegir un champú para perros

Como ya hemos comentado, no cualquier champú sirve para cualquier perro, aunque sea específicamente formulado para peludos. Y es que hay varios factores que debemos tener en cuenta.

Cuanto más conozcas a tu peludo, mejor elección harás. Y es que hay factores más genéricos como el tipo de pelaje, pero otros más específicos como la sensibilidad de la piel o las reacciones alérgicas que deberás valorar muy bien.

Tipo de pelaje

Al igual que para elegir una buena carda, debes tener en cuenta el tipo de pelaje de tu peludo. Y es que los perros cuentan con diferentes tipos de pelo según su procedencia, y en grandes rasgos los podemos distinguir entre:

  • Pelo corto. El champú más adecuado para canes con pelo corto será aquel que permita nutrir su pelaje. De nuestra gama de productos de cosmética Flor de Loto, hay uno específicamente formulado para pelo corto.
  • Pelo largo. Si tu perro tiene el pelo largo, te recomendamos que utilices un producto que permita desenredárselo, facilitando así su cepillado tras el baño. De Flor de Loto cuenta como un producto específico para pelaje largo y también con un desenredante para los nudos.

Tonalidad del pelaje

Quizás pueda sorprender, pero existen champús específicos para perros de pelo blanco y pelo oscuro. Este tipo de champús realzan el color natural de tu mascota. Así, si tu peludo tiene el manto negro o blanco puedes elegir el champú específico para ese tipo de pelo.

Los perros con el pelo blanco tienden a amarillearse o coger tonos grisáceos, con los champús específicos para pelo blanco se mantiene el color blanco natural, aparte de aportar suavidad y brillo.

Sensibilidad de la piel

Al igual que en las personas, los perros también pueden sufrir problemas en su piel. Es con estos peludos con los que debemos prestar especial atención.

Contamos con champús para pieles sensibles, aunque siempre es recomendable contar con la opinión del veterinario para que nos indique el champú más adecuado.

La edad del perro

La edad del perro es un factor importante que tenemos que tener presente. Y es que en el caso de cachorros recién nacidos, estos no pueden ser bañados. En caso de necesitar bañarlos, lo podemos hacer con los champús en seco.

Para perros más pequeños, siempre podremos contar con las fórmulas más suaves.

Necesidades específicas de tu mascota

  • Mal olor. Existen diversas causas para el mal olor, desde el tipo de alimentación hasta la raza. Solo necesitas de un champú que lo combata, aunque si persiste acude a un veterinario ya que puede delatar una enfermedad. En la gama de productos Flor de Loto contamos con un champú antiolor que te ayudará en esa necesidad.
  • Pulgas. Si tu perro tiene pulgas, se puede utilizar un champú repelente conjuntamente con un tratamiento antiparasitario. Para los tratamientos antiparasitarios consultar siempre con el veterinario.

Aspectos a evitar en la elección del champú para perros

Debemos evitar champús para perros con un fuerte aroma, ya que los perros tienen un olfato más desarrollado.

Además, los olores que a nosotros nos gustan pueden molestar a perros y gatos. Un ejemplo de ello son los cítricos, este es un aroma que no gusta y por ello se suele utilizar como repelente para que los perros y gatos no se coman las plantas.

Y sobre todo, evitar los productos que no estén formulados específicamente para ellos. Como hemos comentado en el inicio del post, los champús para personas no son aptos para nuestras mascotas.

¿Quieres ser el primero en recibir nuestras novedades?
Post relacionados